1969-08 Principios de un Partido socialista [SPGB]

Parecido en Socialist Standard de octubre 1969.
COMUNICADO DEL PARTIDO SOCIALISTA DE GRAN BRETAÑA EN UNA REUNIÓN CELEBRADA EN AUGSBURGO, EN ALEMANIA, EN SEPTIEMBRE DE 1969.
1) Que figuran a continuación algunos de los principios en los cuales, desde nuestro punto de vista, un verdadero partido socialista debe ser basado y esperamos por esto hacer contribuir provechosamente a sus debates. Dividimos nuestra declaración en tres partes: I el socialismo, los II caminos al socialismo, a las III reformas del capitalismo. I. el socialismo
2) Un partido socialista debe en primer lugar quedar claro en su socialismo, es decir su socialismo debe ser un sistema de sociedad basado en la propiedad común y el control democrático de los medios e instrumentos de producción y distribución por y en I’ interés de la comunidad entera. El socialismo es una comunidad mundial, sin frontera, en la cual los bienes se producirán solamente para uso. Las compras y las ventas, y con ellos los precios, los salarios, l`argent, los beneficios y los bancos desaparecerán. En vez de eso, cada uno tendrá libre acceso al almacén común según su necesidad. El socialismo es una sociedad enteramente democrática. La máquina coercitiva oficial de la sociedad de clases será sustituida por la simple administración democrática de los asuntos de la sociedad.
3) La propiedad gubernamental de la industria, o la nacionalización, es el capitalismo de Estado. Los trabajadores de las industrias nacionalizadas aún son explotados para el beneficio por el sistema salarial y tienen aún de organizarse en sindicatos y que hacer la huelga para proteger sus intereses. Las industrias nacionalizadas se dirigen en las líneas capitalistas para producir para la venta. Eso no tiene absolutamente nada conjuntamente con el socialismo.
4) El socialismo y el comunismo no son sistemas de sociedades diferentes; ambos describen a la misma sociedad basada en la propiedad social o común de los medios de producción. La falsa distinción que hace parecer el socialismo como una etapa en la evolución social del capitalismo al comunismo es una fabricación de Lénine.
5) Rusia no es, y nunca ha sido una sociedad socialista. Su sistema social tiene todas las características esenciales del capitalismo, es decir, el monopolio de clase de los medios de producción, la soberanía de clase por el Estado, el sistema salarial, la acumulación de capital y la producción para el beneficio. Se define a la sociedad rusa de la mejor manera como un capitalismo de Estado.
6) La revolución de 1917 no era una revolución de la clase trabajadora o socialista. Era a lo sumo el equivalente de la revolución inglesa de 1688 y de la revolución francesa de 1789. como ellas, la revolución rusa llevó al poder una clase cuya tarea era cortar los obstáculos al desarrollo más en profundidad de una economía de mercado basada en los salarios y los beneficios, es decir, al capitalismo. A pesar de sus discursos socialistas, los bolcheviques debieron desarrollar el capitalismo en Rusia. _ poco importar brutalidad su dictadura, ellos no poder superar ley evolución social que estipular que Rusia, comopaís posponer con uno economía predominio campesino, estar listo para capitalismo, y solamente para capitalismo y no para socialismo.
7) Por otra parte, el socialismo no se estableció en otros lugares, ni en Europa del Este, ni en China, ni en Yugoslavia y ni a Cuba por ejemplo, el "socialismo" de los dirigentes privilegiados de estos Estados viene de las deformaciones de Lénine y Estalin. Su política de capitalismo de Estado nacional no tiene nada de común con el socialismo auténtico.
8) Los distintos partidos probablemente comunistas no son organizaciones socialistas sino de las organizaciones que funcionan esencialmente como los agentes de la clase capitalista rusa y de su Gobierno. II. el camino al socialismo
9) El socialismo no puede ser establecido sino por la acción política mayoritaria de una clase trabajadora que desea y comprende el socialismo. Para establecer el socialismo, la clase trabajadora debe en primer lugar ganar el control del poder político y para ello, debe organizarse en partido político. 10) Que la mayoría deba querer y comprender el socialismo fue un principio que siempre los ha distinguido de todos los demás partidos que se dicen socialistas. Los socialdemócratas mantuvieron, en realidad, que deseaban el apoyo de la mayoría pero no insistían para que este apoyo sea de carácter socialista mientras que los bolcheviques nunca han creído posibles que una mayoría pueda llegar a una conciencia socialista.
11) Una vez la naturaleza del socialismo incluida como sociedad libre basada en el trabajo voluntario y el libre acceso para muy a las frutas de este trabajo, está claro que este socialismo no puede establecerse sino por una acción consciente de la mayoría. La cooperación voluntaria y la responsabilidad social que el socialismo pide no pueden ser impuestas por una minoría de líderes; el pueblo debe cooperar porque lo desea.
12) Por eso el principio de liderazgo es antisocialista. Una vez más, la influencia perniciosa de Lénine sobre el pensamiento político de la clase trabajadora es evidente. Lénine creía que los trabajadores no podían alcanzar por ellos mismos sino una conciencia sindicalista o de reformista y que la conciencia socialista debía ser aportadolea por líderes, su "partido de vanguardia", con para resultado la concepción de la revolución socialista de una minoría encendida que conducía una mayoría descontenta por lemas bien elegidos en un asalto contra el Estado, destruyendo éste para construir otro con dicha minoría encendida como fuente de los nuevos dirigentes: era una caricatura de la revolución burguesa. En realidad, el bolchevisme es una teoría realmente moderna para las revoluciones burguesas en los países rurales.
13) El folleto de Lénine titulado el Estado y la revolución es una gruesa deformación de las vistas de Marx sobre el Estado en la cual intenta demostrar que Marx mantenía que los trabajadores deberían desencadenar una rebelión armada contra el Estado "burgués" a continuación para construir un Estado "socialista" a su lugar. Para nosotros (como para Marx), los términos "Estado socialista" son contradictorios. O hay el socialismo entonces él no hay Estado; o hay un Estado y entonces no hay socialismo.
14) Tradicionalmente, el debate sobre los métodos pacíficos o violentos para llegar al poder para el socialismo tuvo lugar entre los que favorecen una acción minoritaria de una forma o de otra – los bolcheviques, los socialdemócratas y los anarquistas. Para nosotros, como partidarios de una acción mayoritaria, tal debate es más bien académico, pero podemos fácilmente convenir que una minoría tiene aún más necesidad de recurrir a la violencia para llegar al poder que una mayoría.
15) El debate toma dimensiones completamente diferentes cuando se basa en el reconocimiento que en primer lugar una mayoría de socialistas convencidos debe obtenerse. Con una mayoría que tiene una conciencia socialista, la violencia no es necesaria, a menos que los pro capitalistas lo utilicen. La mayoría socialista puede utilizar el escrutinio universal tanto para poner de manifiesto que es una mayoría que para enviar sus delegados al Parlamento y a los consejos locales, ganando así el control del aparato de Estado.
16) Mantenemos que la evolución subsiguiente de las corrientes económicas y políticas que él mismo Marx vio comprometerse en favor de una revolución pacífica, hizo barricadas y batallas de calles de las táctica revolucionarias anticuadas. En la situación política moderna, – la aplastante superioridad numérica de la clase trabajadora, el sufragio universal, la democracia política, un ejército y los servicios sociales reclutados entre los trabajadores – la clase trabajadora puede y debe utilizar las elecciones y al Parlamento como camino que conduce al poder para el socialismo. Un partido socialista debería impugnar lo más a menudo posible las elecciones, pero solamente sobre un programa socialista. Allí donde no hay candidatos socialistas, el partido debe predicar el voto blanco o nulo y nunca comprometerse en una propaganda antielectoral de tipo anarquista.
17) La idea anarquistasindicalista de una huelga general de sindicatos industriales como medio de invertir el yugo capitalista es obviamente impracticable porque dejaría los medios de aplastar tal huelga, el aparato del Estado, en las manos de los capitalistas.
18) A las pocas cosas cerca, la misma cosa puede decirse de la utilización del soviético, o consejos trabajadores, como alternativa al Parlamento. Después de 1917, Lénine (hipócritamente, puesto que sabía que los bolcheviques entendieron el poder no por el soviético sino por un golpe de Estado militar bien preparado en el cual el soviético sirvió de fachada solamente) declaró que en el soviético método específico de emancipación de la clase trabajadora finalmente se había descubierto. Pero el soviético fueron solamente, como lo observa en una brillante serie de artículos el marxista ruso J. Martov, una expresión de la falta de desarrollo política en Rusia. La opresión zarista era tan penetrante que una vez terminada los trabajadores y los campesinos debieron crear instituciones de fortuna para expresar y llevar a cabo sus deseos; en condiciones políticas más desarrolladas, esto no habría sido necesario porque se habría existido a tales instituciones con en los sindicatos, los partidos políticos y los consejos locales. III. la reforma del capitalismo
19) El partido que la clase trabajadora utilizará como instrumento para ganar el control político debe organizarse sobre una base democrática. El control de las políticas y la administración debe ser enteramente en las manos de sus miembros; no debe tener a líderes y los que se designan para ejercer distintas funciones deben ser responsables delante de los miembros. El libre debate de la política del partido debe estar completo. Tales son las bases del Partido socialista de Gran Bretaña.
20) A un determinado nivel de desarrollo del movimiento socialista de cada país, los socialistas deben organizarse en partido, con sus propios Reglamentos y disciplinas democráticas, en vez de grupos de debate, de sociedades de educación o publicaciones periódicas que pueden convenir inicialmente.
21) Un partido político no puede ser sino lo que sus miembros son. Si un partido socialista quiere permanecer como tal, debe reclutar solamente socialistas en sus filas. Esto es especialmente necesario en un partido democrático donde todos los miembros tienen voces iguales sobre la elaboración de la política. Pasar una prueba sobre los conocimientos básicos del socialismo debe ser una condición de admisión en las filas del partido del socialismo.
22) Además, para seguir siendo socialista, el partido debe buscar apoyos solamente sobre la base de un programa socialista. Inevitablemente, en las circunstancias presentes, se desprenderá que el partido será comparativamente escaso en número, pero no hay ningún otro camino lógico para construir un verdadero partido socialista. Es lo que demostramos la suerte de los partidos sociaux-democrates de Europa, los cuales a pesar de un compromiso formal para el socialismo como "objetivo último" admitían a los no socialistas en sus filas y buscaban apoyos sobre un programa de reforma del capitalismo más bien que sobre un programa socialista. Para conservar su apoyo no socialista, ellos mismos se les forzó a dejar caer sus discursos sobre el socialismo y de volver más abiertamente reformistas aún. Hoy los partidos socialdemócratas se ligan firmemente al capitalismo, en teoría como en la práctica, al igual que los que nunca no han pretendido ser otros cosa. Decimos que fue el resultado inevitable de la admisión no socialistas y ha predicado reformas del capitalismo.
23) Por eso siempre hemos predicado sola el socialismo y nunca de reforma del capitalismo. No decimos que todas las reformas están contra la clase obrera, pero que para un partido socialista predicar reformas sería su primer paso hacia su transformación en partido reformista.
24) Esto es uno de los puntos importantes sobre los cuales divergimos desde punto de vista con Rosa Luxemburg. En Reforma o Revolución?, presenta un buen argumento contra el reformismo pero sigue afirmando que los socialistas deben predicar reformas con el pretexto de que la conciencia socialista surgirá de la lucha para las reformas. Pensamos que la experiencia probó que tenía culpa. Poco importan porqué o cómo las reformas se predican, el resultado es el mismo: confusión en el pensamiento de la clase trabajadora en vez de un crecimiento de la conciencia socialista.
25) Rosa Luxemburg tenía culpa sobre número de otros puntos, por ejemplo, su teoría económica basada en el hundimiento del capitalismo. El capitalismo se aplastará nunca de sí mismo, como lo sugiere, él irá tirando de crisis en crisis hasta que la clase trabajadora se organice conscientemente para poner fin. Tenía también culpa sobre la "espontaneidad", cuando sugirió que la "acción de masa" a menudo haya debilitado debido al papel conservador y agente de frenos de los partidos apoyados por la clase trabajadora, mientras que era las ideas no socialistas de los propios trabajadores. Sin embargo, reconocemos que sobre número de otros puntos, como el reformismo, el bolchevisme, la Primera Guerra Mundial y el nacionalismo, vino alrededor a las mismas conclusiones que nosotros.
26) Un partido socialista debe oponerse al nacionalismo bajo todas sus formas y rechazar todo compromiso de cualquier género. Discurso de socialismo en Alemania o de Checoslovaquia para los Checos y los Eslovacos es un absurdo peligroso. Los socialistas deben afirmar siempre claramente que los trabajadores no tienen patria y que el socialismo no puede existir a escala mundial sino.
27) Un partido socialista debe también presentar la religión y su papel como instrumento de la sociedad de clases. La religión intenta impedir la difusión del punto de vista científico sobre el mundo, el hombre y su historia, y debe ser puesta en oposición por una declaración clara sobre el materialismo científico. Sin embargo, un partido socialista seno debe se embou en el único anticléricalisme predicando él mismo de las reformas como la separación de la Iglesia y el Estado o la educación laica.
28) Hay varios otros aspectos de nuestra política que tendríamos desear presentar (como la guerra, el fascismo, anarquismo, el sindicalismo, es decir si un período de transición es necesario) pero esta declaración es ya bastante larga. Les invitamos que nos dé a conocer sus comentarios y críticas sobre lo que escribimos más arriba y a pedirnos nuestras opiniones sobre todos los temas que no pudimos cubrir.
Londres, agosto de 1969

2 Réponses to “1969-08 Principios de un Partido socialista [SPGB]”

  1. David Canal Says:

    Es un tema que se debe compartir
    el socialismos no es un discurso, es la accion del hombre para su liberacion,
    mucho discuro hizo daño en mas de un siglo

  2. David A Santalo-Alfaro Says:

    Magnifico

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s


Suivre

Recevez les nouvelles publications par mail.

Rejoignez 440 autres abonnés

%d bloggers like this: